¿Sabías que hay causas emocionales que afectan directamente en tú peso corporal?

La emoción está ligada al alimento, se encuentran en un vínculo muy estrecho, tanto es así que al estómago se le denomina el segundo cerebro.

La alimentación emocional debe ser controlada, pues no es saludable comer cuando se está enojado, estresado, cansado, feliz o alegre; ya que se come en exceso. Además, está comprobado que cuando comemos para calmar nuestras emociones escogemos alimentos con un alto contenido calórico que terminara perjudicando la dieta y por lo consecuente un aumento de peso corporal.

Un claro ejemplo es cuando comemos un dulce, generalmente nos sentimos más relajados. Dicho en otro artículo que hay alimentos que estimulan la segregación de serotonina que nos ayuda a sentirnos mejor.

Emociones ligadas al alimento:

  • Necesidad de ser amado
  • Miedos e inseguridades
  • Falta de propósito
  • Represión de emociones dolorosos
  • Callarte lo que necesitas decir
  • Necesidad de protección por miedo a ser lastimado

Por otro lado, una dieta saludable te ayuda a sentirte bien, pues en el intestino existen terminaciones nerviosas que mandan señales al cerebro y previenen alteraciones intestinales. Así como llevar una dieta de buena calidad nos ayuda a tener bajo control las emociones.

Por lo contrario, Llevar una dieta deficiente de macro y micronutrientes puede producir una depresión.

En conclusión, el cerebro y el intestino tienen una relación dinámica, tanto la comida afecta nuestras emociones como a la inversa, Debe existir un equilibrio.

Debemos comprender que la comida brinda placer y es desestresarte, pero no soluciona los problemas y solo calma la ansiedad temporalmente.

Para mayores informes puedes contactarme

Lic. Nutrición – Iliana Camarena Coronado
Cedula profesional -11537044

Correo electrónico: nutricionnuivari@gmail.com

INSTAGRAM

FACEBOOK

A %d blogueros les gusta esto: